EMOTRICIDAD
NUEVA TERAPIA

      El campo de la Psicología, al igual que el de la Filosofía, Sociociología, Antropología y tantas otras disciplinas... tiene y tienen el propósito de comprendernos mejor, tal vez para así adaptarnos y funcionar con mayor satisfacción en la vida que nos toca.

     No tenemos manuales de instrucciones sobre la vida y nos la debemos apañar a través del conocimiento compartido para idear maneras de sobrevivir de forma más óptima. El mercado de las terapias existe desde tiempos inmemoriales, desde que alguien quiere ayudar a otra persona. Desde hace pocos siglos, dos o tres, se ha profesionalizado a la figura del ayudador, denominándole terapeuta. Desde entonces, y con la ciencia como bandera, se han diseñado numerosos abordajes terapéuticos con el inmutable objetivo de ayudar. Podemos recordar decenas de terapias con suma facilidad pero realmente hay categorizadas más de mil terapias. Muchísimas. Y todas con una perspectiva particular sobre la naturaleza y dinámica del ser humano. Continuamos así la perpetua búsqueda filogenética de darle sentido a nuestras vidas.

      Emotricidad es otra de esas terapias, otra de tantas. Añade aspectos nuevos, retoma otros y combina muchos nuevos y viejos. Como todas las terapias...

      En los siguientes apartados se muestran titulares y esbozos de esta nueva terapia, que si bien tiene un terreno propio, sus límites pueden disolverse y ampliar entonces su marco de actuaciones.

      Emotricidad aporta muchas novedades. Tiene una metodología que ofrece cambios en la estructura tradicional de una sesión estandard y retoma conceptos axiológicos con principios neurocientíficos de investigaciones recientes para concretar tal compendio en unas dinámicas terapéuticas de gran potencialidad y utilidad.

      Vendo pues otra terapia, no es la mejor ni peor. Es útil cuando se aplica en un momento oportuno de un contexto determinado con la persona con actitud receptiva. Como todas las terapias...

     

 

 
 
 
 
Mapa